Earthing como apoyo para la depresión

  • De Elisha C, 36 años, Delray Beach, Florida (2020): "Durante los últimos 3 años, he estado tomando un antidepresivo y un ansiolítico para la depresión posparto y el TEPT. Se me caía el pelo y no importaba lo que hiciera, mi peso seguía aumentando. Cada vez que intentaba dejarlo tenía que aumentar la dosis. Hace unos dos meses, durante esta pandemia de Coronavirus, vi la película “The Earthing Movie” por recomendación de mi psicoterapeuta.

Había intentado en dos ocasiones anteriores dejar la medicación, pero sin éxito. Había empezado mi tercer intento de deshabituación, pero me preocupaba no ser capaz de seguir adelante.

Después de ver la película, toda mi familia empezó a practicar la toma de tierra durante 30 minutos al día, simplemente poniendo los pies descalzos en la hierba de nuestro jardín. También compramos mats de Earthing. Después de 3 semanas, ¡dejé de tomar el antidepresivo por completo! Un mes después y he perdido 3 libras sin cambiar nada. Duermo mejor, soy más feliz y estoy más presente para mi familia.

Atribuyo este nuevo éxito y alegría al simple hecho de mantener mis pies descalzos en la Tierra y dormir con los pies sobre ella. Estoy muy agradecida".

  • De Annalee en Boise, Idaho (2019):  "Earthing me ayudó a dejar completamente mi antidepresivo, me ha quitado el dolor de espalda que he tenido por más de 10 años y me ha dado una sensación general de paz que no puedo explicar. Tiene sentido que nuestros cuerpos sean baterías y necesiten recargarse. La Tierra es sólo un gran cargador al que tenemos que conectarnos para recargarnos. Llevo unas tres semanas haciéndolo, esforzándome por salir y caminar descalzo todos los días y tumbarme en la hierba. Lo he estado haciendo diariamente durante al menos 45 minutos cada vez. He faltado un día aquí y otro allá porque estoy ocupada, pero noto que cuando falto un día no me siento tan bien. Era muy escéptica al empezar, pero no puedo negar los cambios positivos que he experimentado. Mi cuerpo anhela esa energía, no puedo explicarlo".
  • De un paramédico en Carolina del Norte (2018):  "Puede parecer una locura, pero parece que he eliminado mi depresión con Earthing. Empecé a dormir en un Mat de Earthing hace cuatro meses, y no solo dormí mejor, sino que descubrí que podía reducir y eliminar mi medicación antidepresiva (que había tomado durante unos 2 años).  Fui capaz de reducirla sin tener ninguna de las depresiones e ideas suicidas que tuve cuando intenté reducir la medicación antes.

Antes intenté reducir la medicación en numerosas ocasiones. Lo que ocurría es que siempre perdía el interés por las cosas que me gustaban.  Pensaba en el suicidio de forma pasiva ("no sería bueno que me muriera") y, en tres ocasiones, intenté quitarme la vida.  La primera vez fue haciendo funcionar mi coche en mi garaje. La segunda vez llevé una parrilla de carbón de tamaño personal a mi coche, la puse en mi asiento trasero, encendí el carbón y luego cerré todas las ventanas y puertas mientras me sentaba en la parte delantera. Otra vez lo intenté con una sobredosis de heroína. Nunca había consumido heroína ni antes ni después.

A las dos semanas de empezar el grounding, reduje la medicación de unos 100 mg al día a 0 mg al día. Tenía esperanzas y quería ver qué pasaba. Esta vez fue diferente.  No pasó nada, aparte de que me sentía normal.

 Cuando me conecto a tierra, me doy cuenta de que soy capaz de dormirme en cuestión de minutos en lugar de mucho más tiempo, y duermo profundamente durante toda la noche.  Antes, a menudo tenía que leer un audiolibro o hacer algo que me mantuviera entretenida mientras me recostaba y trataba de permitirme dormir."

  • De Karen Ball, 63 años, masajista, Beaverton, OR: "No me había dado cuenta de lo deprimida que estaba hasta que empecé a hacer earthing y a tener una creciente sensación de bienestar y de vuelta a la salud. Es una sensación maravillosa. Ahora puedo hacer mucho más, aunque soy consciente de mis limitaciones. Si hago demasiadas cosas o como demasiado pan, sólo puedo dormir unas 4 horas. Ese solía ser mi máximo, pero no era suficiente para perder peso. Me encanta el hecho de que mi máximo sea ahora mi mínimo. Mi capacidad sigue creciendo y las mejoras continúan. Está claro que cuanto más tiempo paso en la Tierra, mejor me siento".
  • "Empecé a hacer el earthing porque en realidad estaba bastante deprimida mientras vivía en una ciudad costera del norte donde el clima no me gustaba. Una trabajadora social que conocía su libro me recomendó que pusiera los pies en la arena. Hacía mucho frío en ese momento (época de invierno) y me resistí a la idea. Así que me dijo que lo hiciera durante unos minutos. Así que me fui a la playa muy vestida para el invierno y lo hice durante muchos meses. Me sentía cada vez más feliz y tenía más energía. Acabé mudándome, pero no he dejado de hacer earthing. Tengo el Mat. En algunas ocasiones me lo he dejado en el trabajo y no he podido dormir sin ella. Así que sé que está haciendo algo por mí".
  • "Llevo un par de años haciendo grounding, durmiendo con los pies sobre una Mat de grounding.  Solía sufrir todo el invierno con el Trastorno Afectivo Estacional. Tomé vitamina D3 y eso hizo un poco de diferencia pero no tanto. Este invierno fui feliz todo el tiempo hasta que se soltó la conexión en el enchufe durante dos días. Me sentí como un infierno, el mismo infierno que he sentido todos los inviernos desde los años 40.  Entonces descubrí la desconexión, volví a conectar el tapete a la Tierra y dormí toda la noche. A la mañana siguiente me sentía muy bien. Eso es una cura de la noche a la mañana del TAE, algo inaudito".

*En Contacto Tierra no diagnosticamos ni podemos prometer la cura de una enfermedad. Por favor recuerda que si tienes dudas sobre tu situación de salud, o quieres dejar tus medicamentos, debes hacerlo de la mano de tu médico de cabecera.


Fuente: Depression. Earthing Institute.