El grounding puede aliviar tu fibromialgia

La fibromialgia es un dolor corporal crónico y generalizado que suele ir acompañado de fatiga moderada o extrema, dolores de cabeza, problemas de pensamiento y memoria ("fibroniebla") y trastornos del sueño. Afecta a entre el 3 y el 6 por ciento de la población mundial, de la que más de tres cuartas partes son mujeres. En general, los expertos piensan que está causada por una combinación de muchos factores de estrés físico y emocional. Aunque no hay estudios de Earthing sobre la fibromialgia, a lo largo de los años hemos recibido comentarios de personas con esta dolencia a las que Earthing lles ha ayudado. 

Sabemos que la conexión a Tierra ayuda a reducir la inflamación y el dolor, a promover el sueño y a calmar el sistema nervioso.


Alivio después de sesenta años

Colleen Flynn, de 76 años, dice que padece fibromialgia desde hace más de sesenta años, generada y agravada por múltiples tensiones en su vida: la temprana muerte de su padre, el crecimiento en varios hogares, el cuidado de un nuevo marido incapacitado por una lesión de espalda, luego un hijo nacido con un grave déficit del sistema inmunitario, la repentina muerte de su marido alcanzado por un rayo y una doble mastectomía (cáncer de mama).

La australiana nos contó que hubo momentos, empezando de niña, en los que su cuerpo era tan doloroso que nadie podía tocarlo. Incluso una simple brisa la hacía sentir peor.

"A lo largo de los años, acudí a muchos especialistas para que evaluaran lo que tenía, y después de darme una palmadita en la espalda, me dijeron que hay algunas personas a las que los médicos no pueden ayudar, y yo era una de ellas", dijo.

Finalmente, le diagnosticaron fibromialgia y le dieron una medicación que le ayudó hasta cierto punto.

Sin embargo, sus problemas de dolor continuaban. Por las tardes solía desplomarse en un sillón para ver la televisión, cansada y dolorida por "hacer las pequeñas cosas de la casa que podía hacer". Decía que a menudo se tambaleaba dolorosamente hasta su habitación para pasar una noche de más dolor.

En la primavera de 2014, oyó hablar de David Richards, un médico australiano no muy lejos de donde ella vivía, que estaba conectando a la Tierra a sus pacientes "y obteniendo grandes resultados para las personas con dolor." Aunque escéptica, fue a verlo y obtuvo unas bandas de Earthing.

Recuerda la primera vez que las utilizó. "Mi hija había venido a comer y después nos sentamos en el sofá. Me puse una banda en la muñeca. Después de 45 minutos, mi hija me preguntó si me sentía diferente. Le contesté que no lo creía. Entonces me dormí en un sueño profundo. Cuando me desperté, estaba llena de energía. Cociné panqueques para el té, luego me despejé y no dejé que nadie me ayudara. Me fui a la cama y dormí toda la noche. Más tarde conseguí otros productos Earthing y pronto me di cuenta de que cuando los utilizo, apenas tengo dolor".

Uno de los médicos de Colleen le sugirió que formara un grupo de apoyo a la fibromialgia en su ciudad. Desde su formación en 2009, el grupo ha atraído a unos 30 miembros y celebra reuniones mensuales.

"Todos tratamos de controlar algún nivel de dolor neuropático", dijo.

Según Colleen, Earthing ha ayudado a muchas personas de su grupo. Ofreció varios ejemplos:


- "Una señora también tiene Parkinson, piernas inquietas e incontinencia. Consiguió un mat de Earthing, pero no podía utilizarlo debido a la incontinencia. Así que decidió salir a pasear con su perro cada mañana descalza. En unas seis semanas, las piernas inquietas desaparecieron, así como la incontinencia. Ahora duerme apoyada en su mat. El cambio en ella ha sido notable".

- "Una de las jóvenes tiene varios problemas graves. Consiguió una sábana de Earthing pero cuando la puso en su cama se sintió tonta, pensó que probablemente era sólo un truco y que no funcionaría. A la mañana siguiente me mandó un mensaje para decirme que era la primera vez que había dormido toda la noche en cinco años. Cuando la volví a ver, la diferencia era notable. Su cara parecía tan descansada. Dijo que dormía sobre la sábana sin dolor".


Colleen dice que cuando se mete en la cama con su Sleep Mat de Earthing, suele dormir toda la noche: "Consigo ese nivel de sueño profundo y reparador. Me despierto por la mañana sintiéndome fresca, con energía y lista para afrontar el día. Si tengo que levantarme para ir al baño, el dolor vuelve con fuerza por todo el cuerpo y a veces pienso que no lo conseguiré. Una vez que vuelvo a la sábana de Earthing, puedo sentir que el dolor es extraído de mi cuerpo. El dolor desaparece y suelo volver a dormirme. Si no vuelvo a dormirme, me quedo despierta y simplemente me maravilla que no me duela. Cuando lo paso mal durante el día, me acuesto y el dolor me abandona".

Colleen dice que el Earthing le ha infundido energía y le ha permitido reducir sus dosis de medicación.

"He descubierto la magia del Earthing. Cuando voy a ver a mis especialistas, llego fresca y alerta, no estoy cansada en absoluto. Tengo una calidad de vida mucho mejor. Ahora puedo jugar y conversar con mis preciosos nietos y bisnietos, en lugar de luchar y fingir cuando realmente no lo estaba llevando muy bien. Doy clases de scrapbooking y puedo sentarme a trabajar durante dos horas y controlar mi dolor. Estoy viviendo. Mi reto ahora es ir a mi ritmo y darme cuenta de que no puedo hacerlo todo. "


Fuente: Fibromyalgia Relief. Earthing Institute.