Mejora la circulación facial y abdominal haciendo grounding

Un estudio de 2015 en el que se utilizaron imágenes térmicas demostró que el grounding mejora significativamente la circulación facial y abdominal, la función linfática y la digestión.

Los amplios resultados aportaron más pruebas de cómo el grounding contribuye a mejorar la salud general, así como la salud de la piel del rostro.

"Los resultados de las imágenes térmicas demuestran que el grounding ayuda al cuerpo a regular de forma más eficiente el suministro de sangre en el abdomen, la zona de los órganos internos vitales y la cabeza", comentó el autor principal, el doctor Gaétan Chevalier, profesor visitante del Departamento de Medicina Familiar y Salud Pública de la Facultad de Medicina de la UC San Diego y director del Instituto Earthing.

"También observamos una mejor circulación en el sistema linfático, que drena las impurezas del cuerpo y es uno de los principales componentes del sistema inmunitario. Además, vemos evidencias de una mejor digestión".

Los resultados se obtuvieron a partir de un experimento doblemente ciego en el que cuarenta sujetos se conectaron a tierra o se conectaron a tierra de forma simulada durante una hora mientras estaban sentados en una cómoda silla reclinable.  Unas sofisticadas cámaras láser y de imagen térmica documentaron el funcionamiento fisiológico.

El análisis de las imágenes térmicas se publicó en la revista online Health.

La imagen térmica (IT), también conocida como termografía o imagen infrarroja, produce patrones de colores que corresponden a cambios en la temperatura de la piel que reflejan el funcionamiento normal o anormal del cuerpo.  Las variaciones y los patrones de colores son interpretados por expertos de la misma manera que las radiografías y las imágenes de resonancia magnética son interpretadas por los radiólogos.

La IT es una herramienta de evaluación no invasiva muy utilizada y se ha aplicado en miles de estudios médicos.  Entre otras cosas, la exploración por IT ayuda a identificar el desarrollo temprano del cáncer de mama, y también se utiliza para evaluar las lesiones de los tejidos blandos, la diabetes, las enfermedades arteriales, los trastornos del sistema nervioso y del metabolismo, las cefaleas y diversos síndromes de dolor complejo, y los problemas de cuello y espalda.


A continuación se muestran dos imágenes abdominales representativas del estudio.


 

Las imágenes de arriba son de una mujer justo antes de hacer el grounding (izquierda) y justo después de hacer el grounding durante una hora (derecha).  Se observa una mayor uniformidad de la temperatura de la piel a la derecha, lo que indica una mejor distribución y equilibrio de la circulación sanguínea y linfática.  El color más caliente es el blanco, seguido del rojo y el naranja. El amarillo y el verde son colores intermedios. El más frío es el negro, seguido del morado y el azul. La imagen de la izquierda muestra una zona del cuello caliente, que indica congestión de la sangre y la linfa.  La imagen posterior a la toma de tierra muestra menos rojo, una disminución de la congestión. Se observa un mayor equilibrio de la temperatura alrededor de la zona del pecho después del grounding, lo que indica una mejor regulación del flujo sanguíneo.  En la zona del bajo vientre, la mejora de la digestión y la disminución de la hinchazón se reflejan en una coloración más cálida.


Un sujeto masculino sin conexión a tierra muestra una disminución de la temperatura de la piel en todo el abdomen, consistente con la relajación, pero sin indicación de un mejor equilibrio y distribución de la sangre y la linfa, o una digestión más eficiente como se observa en el sujeto conectado a tierra.

"Las imágenes térmicas abdominales de los sujetos conectados a tierra y de los no conectados eran muy diferentes", dijo el Dr. Chevalier.  En los sujetos conectados a tierra observamos patrones más uniformes, con menos fluctuaciones de temperatura, lo que refleja una regulación más eficaz del sistema nervioso autónomo (SNA) en todo el abdomen".

"Esta eficacia es de suma importancia, porque el SNA orquesta las operaciones de los órganos internos y la circulación que no se controlan conscientemente, como los sistemas digestivo y endocrino, el corazón y la presión arterial. El SNA también regula la distribución de los recursos primarios utilizados por el cuerpo, como el oxígeno y los nutrientes.

"El cuadro digestivo de los dos grupos también era claramente diferente.  Los sujetos no conectados a tierra mostraron en sus imágenes evidencias de hinchazón y retención de gases que no vimos en los sujetos conectados a tierra.  Estos son signos de una digestión menos eficiente".

Los resultados del análisis con láser se publicaron antes, en 2014, en la revista online Journal of Cosmetics, Dermatological Sciences and Applications y mostraron por primera vez que el grounding genera una rápida mejora del flujo sanguíneo facial y mejora la regulación del SNA de la circulación periférica. Informamos sobre el estudio del láser aquí.

El estudio con láser identificó una fascinante y clara ritmicidad en el flujo sanguíneo facial de los sujetos conectados a tierra, pero no de los sujetos conectados a tierra de forma simulada.  Dicha ritmicidad se relaciona con un efecto regulador más eficiente del flujo sanguíneo por parte del SNA, y proporciona una explicación de cómo el earthing mejora la nutrición y la reparación de los tejidos faciales y la piel, y cómo generaría así un efecto de belleza. La mejora de la microcirculación facial es un objetivo de varios tratamientos utilizados en la industria de la belleza.  Hemos escrito sobre el estudio del láser aquí.

Las imágenes térmicas que muestran la mejora de la circulación de la sangre y los fluidos linfáticos en el torso refuerzan el análisis facial con láser, ya que la sangre arterial fluye desde el torso a través del cuello para llegar a la cabeza y la cara.

Las diferencias en las imágenes térmicas de la cara entre los sujetos conectados a tierra y los que no lo están, como muestran estos ejemplos, refuerzan aún más el análisis.


Las imágenes del antes (izquierda) y el después (derecha) del sujeto femenino de tierra que aparece arriba muestran un claro efecto de calentamiento, resultado del aumento del flujo sanguíneo en la cara.


En el último ejemplo, vemos un efecto de enfriamiento en la cara del sujeto femenino sin conexión a tierra, lo que indica una disminución del flujo sanguíneo.

A partir de estos diferentes tipos de pruebas de imagen podemos ver fácilmente la mejora de la circulación en la cara y el torso. Estas imágenes permiten comprender por qué las personas suelen decirnos que se sienten y se ven mejor después de empezar a hacer grounding.

Además, un estudio anterior demostró de forma espectacular que el grounding ejerce un efecto natural de adelgazamiento de la sangre, otra forma en la que el grounding beneficia el flujo sanguíneo en todo el cuerpo.  Puede ver este efecto en este breve vídeo de una muestra de sangre tomada antes y después del grounding.

"Está claro que el cuerpo y la cara están más sanos gracias al grounding", afirma el Dr. Chevalier. "El grounding crea efectos sistémicos, como estamos descubriendo continuamente en nuestra investigación.  Con el láser y las imágenes térmicas hemos documentado una mayor estabilidad y regulación del SNA en el abdomen, incluida la circulación sanguínea y linfática, un maravilloso efecto de goteo hacia abajo y hacia arriba."


El artículo sobre las imágenes térmicas ha sido redactado por Gregory Melvin, D.C., del Total Thermal Imaging Center de La Mesa (California), y Tiffany Barsotti, M. Th., del California Institute for Human Science, de Encinitas (California).


Fuente: Grounding Improves Facial and Abdominal Circulation. Earthing Institute.